Redescubrirte




No soy anti San Valentín. Creo sí que el amor debe ser festejado, pero que hay que alejarse de crear relaciones y festejos sin buenos cimientos. Que el principal amor nace de uno mismo y que se multiplica cuando es compartido en nuestras relaciones, sean de pareja, familiares o en otras facetas, incluso en el laburo.

A veces perdemos el rumbo de quienes somos y eso nos hace olvidar de quién es realmente nuestro primer y grande amor: nosotros mismo.

Ya sea si estás pasando un momento de soltería como si estás en un estancamiento de relación este plan de redescubrimiento puede ayudarte.

1. Conectate con tu matriz


Ergo tu esencia. Cuando te conectas con quién sos, te alineas y actúas de consecuencia. Si estás bien irradias felicidad y eso además de ser contagioso, es atractivo.
Es sentirte bien con vos misma, sentirte viva y atraer abundancia en general. Si sos de creer que tener una pareja te define, dejá de lado ese mandato: vos misma te definís y podés aprovechar la soltería como un momento de redescubrimiento general.
Tu compañero de vida te va a tratar de la misma manera en que te tratas a vos misma.

2. Sé egoísta


Egoísmo tiene una mala luz. Si vamos a su etimología nace de la unión entre el latín"ego" (yo) y el sufijo"ismo" (proceder, conducta, práctica). Por lo cual más que darle una connotación negativa es pensar en ser el centro de nuestro propio universo. En accionarse para crear un vacío para que desde ese vacío se le dé espacio a nuevas personas, ambientes y planes.
Es tomar responsabilidad de tu propia vida y usar el mejor tesoro que tenés: el tiempo. Es decir "no" a situaciones, gente o lugares que te drenan para decirle "sí" a tus prioridades.


3. Sos tu pareja ideal


Convertite en la persona con la cual te gustaría estar. La pregunta de oro es ¿qué cualidades querés que tenga tu partner? Hace una lista y fíjate cómo podés desarrollar eso que le exigís al otro. Es un desafío pero tendemos a buscar en el otro lo que carecemos. No necesitas a alguien para ir al cine, para tomarte unas vacaciones o para cambiar la lamparita de luz. Salí de tu zona de confort y eleva tu autoestima. Vas a ser autónoma y sobre todo vas a estar en pareja para compartir tu camino no para complementar tus carencias. Vas a estar con otro desde la abundancia y no desde la carencia.  


4. Cree que es posible


Si ya sabes quién sos, si reconoces tu blueprint o valor, si sabés lo que buscas y no canjeas tu tiempo por puntos de tarjeta de supermercado no hay urgencia. Deja que fluya, forzar algo para que ocurra genera decepción. Aprende a soltar, a no estar tan obsesionada con los resultados. La ansiedad nace del miedo. Y nosotros somos universos de posibilidades. Creer para crear.
Toda realidad fue antes creada en nuestros sueños. Callá todas tus voces y creencias limitantes.