"Sé suficientemente específico para ser creíble y suficientemente universal para ser relevante" 

AnnHandley

Como Entrepreneur te toca en primera linea promover tu negocio, porque es uno de los pilares para ganar clientes y multiplicar tus ventas.

Saber qué es más recomendable para promover tu negocio, sí son las herramientas digitales o los métodos tradicionales de marketing es clave para traducir tu pasión en algo rentable.


La gran pregunta es: ¿qué te conviene más?. Y si bien la respuesta es un poco ambigua podría simplificarse en que depende del producto o servicio que vendas y a quién está dirigido.

Tu estrategia también tiene que considerar cuales son tus recursos como emprendedor para llevar tu oferta al mercado.

Hay que analizar cada propuesta:


Marketing Digital


* Posibilidad de invertir a costo 0 en difundir tus propuestas en redes sociales.

* Tiene un alcance mayor y traspasa fronteras sin necesidad de tener costos de viajes.

* Menos gastos promocionando ventas en tiendas online o en sitios como mercado libre.

* Armar un sitio propio tiene un costo contenido con respecto a pagar publicidad de tipo tradicional. El hosting puede variar entre 10 y 15 dólares y una plantilla responsive (que se adapte a teléfonos móviles y laptop) se consigue a partir de 85 pesos argentinos.

* Podés considerar un blog para comunicar novedades a clientes.

* A través de las redes sociales podés proyectar tu imagen de marca y diferenciarte de propuestas similares.



Marketing Tradicional 


* Uno de los más conocidos es el resultado del sistema "venta directa". Y allí la diferencia la marca la formación y la capacidad de promocionar un producto del promotor que hace de nexo entre vos y tu cliente.

* Acciones promocionales adicionales como promoverte en ferias, congresos o reuniones pueden hacer trascender tus productos con el clásico "pasapalabra".

* Publicidad en revistas o diarios elegidos de acuerdo al cliente que te interesa atrae usuarios.

* Propaganda en correo tradicional con panfletos. Hay promociones por imprimir en cantidad y esta acción es masiva permitiendote llegar a un radio mayor y con un costo inferior que pagar un anuncio en un medio de comunicación.

* Programas de lealtad: el típico 2x1, o la posibilidad de descuentos por traer otras personas para tu negocio ayuda tanto a hacer crecer el grupo de clientes como a cuidar los que ya tenés.

* El uso de una persona importante como embajadora de la marca aumenta la popularidad de la misma. Asegurate que si existe en tu budget un capital para invertir en un referente de tu producto cuente con lo que querés proyectar como imagen.

* Hay programas gratuitos para crear tu propias tarjetas de visita y ofertas para imprimir en buena calidad. Si se te presenta una oportunidad con un inversor, potencial cliente o socio, una business card sirve para que el otro tenga tu contacto a mano.


Las contras

El marketing en internet no crea una conciencia de marca ni posiciona a los productos en la mente de los consumidores. Conciencia de marca me refiero al poder asociar un producto con el nombre. Hace poco una amiga hizo imprimir detalles customizados para el cumpleaños de su bebé. Lo consiguió por internet, pero no supo decirme el nombre de la marca, a pesar que los productos eran de buena calidad. Esto es porque lo que se comercia enteramente por medios digitales generalmente satisface una necesidad del momento y la identidad de marca vuela pronto.

Por otro lado hay dos falsas premisas: que hay que usar todas las redes sociales y que lo importante es la cantidad de seguidores. Primero abarcar todo no sirve, si tu cliente usa más instagram ¿para qué vas perder tiempo en que crear un perfil productivo en otra red en vez de potenciar el que sabes que rinde? Y en cuanto a la cantidad de seguidores no te garantizan la efectividad de algo importante, el engagement, que es el grado en el que un consumidor interactúa con tu marca (que en resumidas cuentas se transforma en ventas).

El marketing tradicional te ayuda a crear un plan de mercadotecnia más completo e integral para introducir y posicionar tu marca, pero los costos para que tu producto tenga un alcance masivo son altos. Por ejemplo el hecho de distribuir 1000 panfletos no te garantizan que sean leídos.

Por otro lado cobra mayor peso la calidad de lo que ofreces: no hay redes. Si vi algo en una revista y cuando lo voy a comprar difiere, difícilmente vuelva a confiar en la marca. Lo mismo si voy a una charla y quien me está vendiendo el producto no sabe hacerlo, puede ser lo mejor del mundo pero si el canal me provoca rechazo es una inversión perdida, porque a diferencia del control de daños online, offline no tiene la misma inmediatez para efectuar una reparación de imagen.

Conclusión

Ambos sistemas son complementarios. El marketing tradicional es un método eficiente para introducir y crear la identidad de tu marca en el mercado y las redes sociales te permiten implementar estrategias masivas para actualizar cautiva y retener la lealtad de los clientes.

La clave es la de desarrollar en primer lugar una estrategia de marketing y después elegir cuáles canales son los más apropiados.

¿Cómo promocionas tu negocio? 

Ph Pinterest