"There are so many things out here. And sometimes it's scary. But that's ok. Because it's still just you and me..."

Jack


"Room" es una película cargada de emociones que explora la relación única y especial entre una madre y un hijo en las peores condiciones. Es la historia de una mujer joven(magistral trabajo de Brie Larson) que es secuestrada y mientras está en cautiverio por 7 años tiene un niño, Jack (superlativo Jacob Tremblay). 


La trama hace recordar la historia real de la austriaca Natascha Kampusch, que escapó luego de 8 años de cautiverio, aunque en su caso no tuvo hijos con su captor.  Sin embargo, las brillantes actuaciones de Larson y Tremblay hacen que la situación sea creíble, porque no empalagan ni muestran personajes estereotipados. El exquisito guión de Emma Donoghue permite ver desde los ojos de un niño una situación difícil en la cual se explican dos ejes importantes: uno es la relación de cuán grande puede ser nuestro mundo (que se ve cuando Jacob cree que todo lo que existe es lo que está en "La Habitación" para luego descubrir todo lo que hay fuera de ella). El otro es el impacto de reinsertarse en el mundo tras haber pasado por un evento traumático, con la sensación de haber tenido tu vida en stand by y que los demás están subidos en un auto de Formula 1.


Jack: Are we in another planet?
Ma: Same one. Just a different spot

Filmada en Toronto, es una coproducción canadiense-irlandesa. Esencial es el toque del director Lenny Abrahamson que une las piezas de un rompecabezas que puede parecer sencillo en papel pero que es complejo de llevar a la pantalla manteniendo el nivel alto sin caer en golpes bajos o situaciones comunes. Abrahamson es un especialista en realizar películas que tocan de cerca las relaciones personales, incluso en los escenarios más bizarros como fue en "Frank", focalizadas en elencos de no más de 10 personas en total.

"Room"actualmente está en cartelera en los cines de Argentina y vale plenamente pagar la entrada para verla.

* Recomendación: Es una película que te va a recordar prioridades y que de una manera poética te va a hacer cuestionar tu mundo y tu lugar en el mundo. Llévate pañuelos, chocolates y disfrutala cada minuto.