18/1/16

5 ideas para mejorar tu calidad de vida



"Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano, respétalo, estúdialo y concédele sus derechos"
Henri Frédéric Amiel, filósofo

Para mejorar tu calidad de vida no hace falta una abultada cuenta bancaria. Yes my darling que ayuda, pero que no hace la diferencia si no utilizas el dinero de la manera adecuada. Cuentan mucho las acciones que haces para cuidar tu casa física, ergo tu cuerpo, tu biblioteca personal (o sea tu mente) y tu GPS individual, más conocido como espíritu. 

Si ves que el insomnio te gana, que la apatía sube al mismo tiempo que bajan las ideas creativas, es que algo no está andando bien. Y la/el único que puede solucionar eso, sos vos, con una actitud proactiva. Porque, para ser honestos, si no nos ocupamos de nosotros mismos, ¿quién lo va a hacer? Esto no quita que se pueda pedir ayuda, pero el que tiene que empezar a mover las cosas, incluso ese pedido de auxilio, es uno. Viste cuando en el avión te advierten que, en caso de turbulencia, la mascarilla de oxigeno te la tenés que poner vos y luego dársela al menor que tenés a cargo. Ese es el ejemplo de que primero para poder darte tenés que fortalecerte  y segundo, que si no te activas nadie va a ir corriendo a ponerte el oxígeno que te hace falta. 

Te dejo cinco ideas que uso cuando veo que las rayitas de mi bateria se están descargando:


* Ver Amigos

Por favor que sea en onda de compartir un momento agradable no de usarlos como la versión casera del Muro de los Lamentos. La idea es compartir con ellos un buen rato. Pero si ves que no das para más, trata de que no sean más de 15 minutos de tu tiempo para "purgar" el bajón. No niegues tus emociones negativas, pero tampoco las conviertas en tu demonio personal.

* Agua con limón

Luego de una bella intoxicación gastrointestinal viral que me contagió mi bello sobrino de 10 meses (¡qué no hace uno por los pequeños maestros!) no toleraba el café con leche a la mañana. Lo reemplace primero con té con limón y luego directamente con agua con limón. Uso medio limón y el resto del vaso es agua. Y honestamente me siento mucho mejor, sin tanta pesadez.

* Contacto con la naturaleza


Puede ser simplemente ir a un parque cercano o a una plaza. Si tenés la suerte de tener un jardín en tu casa mejor. Y jugar con mascotas suman un plus estratosférico. No encuentro poder más curativo que un lindo viento en la cara, un poco de calor solar (¡no para asarte como carne a la parrilla!) o un poco de juegos con tu amigo animal. Si tenés una pelopincho o una casita cerca del mar o montaña, se agradece la gentil invitación que me hagas llegar. 

* Desconectar de las Redes Sociales

Sirven, pero cuando son usadas como herramientas y no cuando ellas te usan como siervo. Llega un momento que la vida virtual perfecta de otros o el exceso de información son intolerables. Particularmente una de mis intenciones de este año es reducir el tiempo que paso mirando fotos lindas online y generar más momentos offline de calidad conmigo misma y con quienes me hacen brillar. Be More Social and Less Social Media

* Cuidar la Salud

Y con esto no hablo de dietas, ni de visitar seguido al médico. Es hacer ejercicios de estiramiento después de un día agotador de trabajo, dormir las horas que tu cuerpo pide, ingerir más frutas y verduras, consumir más agua y menos gaseosas; son algunas de la actividades que te permiten cuidar la salud corpórea. Hacer crucigramas, evitar engancharse en discursos y con personas tóxicos (que al mejor estilo animal nos hace rumiar bronca y negatividad todo el día) y hacerse automasajes en la cara y cabeza -con tus dedos o ayudado por una pelotita de goma- para mejorar tu salud mental. Limpiar tu ambiente y/o escritorio, meditar pasivamente o activamente (caminar, bailar, dibujar, tejer, etc), hacer ejercicios de respiración y sonreirte en frente al espejo aunque a veces te den ganas de romperlo; todo sirve para ayudar a tu salud espiritual. 
Agrego una más. Durante la cena de navidad cuando ví que algunos componentes de la mesa familiar iban a tirar para el lado del down cry baby, puse para que todos viéramos los videos en los cuales el genial Daniel Rabinobich de Les Luthiers lee la carta mal leída y la charla entre Marcos Mundstock y Rabinovich sobre Shakespeare. Cuando ves y escuchas estos maravillosos cómicos entendés el poder curativo de la risa. Gracias a esos minutos de felicidad, el humor de la cena cambió para mejor.

Son acciones, algunas más fáciles que otras, que dependen de uno. La clave es la continuidad y las ganas que tengas de elegir ponerte en primer lugar para no llegar al esaurimento. 

Si tenés alguna actividad que mejore tu calidad de vida y quieras compartirla, te invito a dejarla en los comentarios.
ph: pinterest

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Soy Adri E Maira Gall.