3/12/15

Película Recomendada: Camino a la Escuela


“Un día, mientras yo estaba en el Lago Salado de Magadi, (Kenia), por necesidades de una película, vi a cinco jóvenes que llevaban una bolsa extraña en el cinturón. Cuando les pregunté qué era, uno de ellos se adelantó y con mucho orgullo sacó una flamante pluma, pizarra y una tiza. Jadeante, me dijo que estaba de camino a la escuela. Hacía dos horas que había dejado el pueblo y corría hacia la escuela bajo el sofocante calor”. 
 Pascal Plisson

Hay veces que necesitas de un documental para recordarte de ser agradecido por muchas cosas que damos por descontadas. Por ejemplo la educación, el agua potable. Pero sobre todo el derecho a elegir libremente.

"Camino a la Escuela" es un documental del 2013 que realizó el francés Pascal Plisson. Avalado por Unicef y Unesco, cuenta 4 historias de superación. Otra vez son los más chicos a darnos una idea de lo que es no rendirse.

Cada una de las tramas nos demuestran que no hay lugar en el mundo donde el derecho a la educación sea visto como prioridad por los adultos. Los pequeños protagonistas lo ven como una oportunidad de ser mejores y de mejorar con ellos su entorno.

En los viajes que realizan para ir a la escuela, los niños aprenden a ser solidarios y si bien sus vidas no son parecidas, su fortaleza y esperanza son idénticas.

Dos años duró la producción de la película, se recibieron más de 60 relatos y los cuatro elegidos fueron:

 

Samuel, Gabriel y Emmanuel J. ESTHER

India, 4km. / 1 hora
Son tres hermanos. El mayor Samuele, de 13 años, quiere ser médico. Debido a una discapacidad muscular se encuentra en una silla de ruedas handmade, la cual es maniobrada por Gabriel y Emmanuel para ir a la escuela. El trío debe superar caminos de arena, ríos y otros obstáculos antes de llegar a destino.

Al final de su relato Samuel habla de la deserción escolar. Dice que la educación no es considerada importante y da el ejemplo de una ex compañera de clases que los padres dejaron de enviarla a clases teniendo incluso una situación económica mejor que la de él.

Samuel ph:El Camino a la Escuela

Carlitos y Micaela JANEZ

Argentina, 18 km. / 1,5 horas
Carlitos (11 años) recorre junto a su hermana menor 18 kilómetros de ida y 18 de vuelta. Tienen la "suerte" de hacerlo montando a caballo. Cruzan los caminos montañosos de la Patagonia argentina, acompañados de un tiempo que no siempre es favorable.

En el medio del camino los hermanos hacen una pausa para rezarles al Gauchito Gil. Su fe y su agradecimiento son tan importantes como su viaje diario.

Carlos y Micaela. Ph : Camino a la Escuela

«Quiero ser médico y ayudar a caminar a los niños como yo», dice Samuel desde India. «Cuando sea mayor quiero vivir donde he nacido», asegura Carlitos en Argentina. «Es necesario que todas las niñas como yo que viven en los pueblos aislados puedan seguir yendo al colegio y hacer realidad sus sueños», dice Zahira, en Marruecos.

Jackson y Salome SAIKONG

Kenia, 15 km. / 2 horas
A sus 11 años Jackson toma la responsabilidad de lavar su uniforme casi a diario y de cuidar de su hermana mientras se dirigen a la escuela. Su aventura es a través de la sabana poblada de animales salvajes.
Dos veces al día, él y su hermana menor caminan 15 kilómetros para llegar a la escuela.

En un momento Salome cae mientras escapan de una estampida de elefantes. Su preocupación no es tanto por el miedo a un ataque de los animales, sino porque al caerse se derramo el agua potable que llevaban en un bidón. Jackson, que no dejo ni un momento sola a su hermana, fue premiado con una beca para proseguir sus estudios y planea ser piloto de lineas aéreas y ayudar a su familia.

Jackson y Salome. Ph: Camino a la Escuela

Zahira Badi, Noura AZAGGAGH y Zineb ELKABLI

Marruecos, 22 km. / 4 horas
Las tres amigas tienen un agotador camino por los senderos escarpados de las montañas del Atlas marroquí (en invierno cubierto de densa nieve) para llegar al internado que las alberga de lunes a viernes.  Zahira. de 12 años , sueña como Samuel, en ser médica.

Mientras hacen su trayecto, una de las niñas se esguinzó el tobillo. Los adultos a los cuales pidieron ayuda se la negaron. En la zona no está bien visto que niñas de esa edad estudien, lo normal es que se "casen" en los matrimonios arreglados por sus familias. Zahira, pese a su corta edad, recorre los lugares cercanos a su escuela para reclutar niñas que quieran estudiar.


La cinta ganó el premio Cesar en el 2014 como mejor documental. Todas las fotos que están en el post son de Camino a la Escuela y si querés colaborar con los proyectos educativos que esta cinta apoya podés comprar su libro aquí.


Luego de los 75 minutos que me quede pegada a la pantalla, sentí mi corazón inundado de esperanza. Te recomiendo ver la película y preguntarte una vez más el verdadero significado de imposible.

Besos

Adri

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Soy Adri E Maira Gall.