13/10/15

Invento para crear un mundo mejor - Gino Tubaro


"Soy un apasionado joven inventor. Busco que mis inventos generen un cambio social mediante el uso de las nuevas tecnologías"


Así se define Gino Tubaro. Capaz el nombre no te suena. Pero con tan solo 20 años, este argentino creó, entre otras cosas, una máquina que permite textos impresos en escritura braile. Por este invento hoy es reconocido por el MIT, el Instituto Tecnológico de Massachusetts como uno de los 10 innovadores de la vanguardia tecnológica, menores de 35 años “cuyo trabajo y talento tendrán un importante impacto en la sociedad en los próximos años”.

El año pasado ya había tenido otra acción solidaria (junto a Rodrigo Pérez Weiss), para Felipe Miranda, un nene que había perdido su mano y que gracias a una impresora 3D fabricada por Gino hoy tiene prótesis de mano.

¿Fue fácil para él? Gino vive en Pompeya, al lado de la Villa 21-24, una zona muy humilde. Su madre le había conseguido en el pasado una beca para estudiar ORT, uno de los colegios industriales más reconocidos del mundo. Y con su mamá de despertaban las cinco de la mañana y se tomaban dos colectivos para que Gino asistiera a clases. Hoy sigue financiando parte de las prótesis que hace con dinero de su trabajo diario y con el apoyo de inversores externos, para poder dar de manera gratuita a quien no puede costearlas. La respuesta: no es fácil, pero cuando se quiere lograr algo no hay dificultades que te impidan seguir avanzando. Algo así como que los sueños se cumplen trabajando con pasión en lo que te gusta.

“Invento para crear un mundo mejor. Investigo con ganas de aprender. Con un objetivo: que sea económico, simple, con un diseño hermoso y efectivo. Y que tenga impacto social. ¿Para qué hacerlo si no ayudás a alguien?”

A los 13 años fue reconocido como el inventor joven más destacado de Latinoamérica, premiado por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por haber inventado un dispositivo de seguridad para enchufes. Pero ya a los 6 años había sido premiado por "Blipper", que permitía guardar las bolitas en un frasco de repuesto a través de un sistema especial. Con los $300 de premio compró una computadora. O sea que ya desde chico nació en él la capacidad de inventar, compartir e invertir para mantener con acciones sus ideales de aprender creando cosas que tengan impacto social a un costo reducido.

Hubo algo que me hizo ruido. En la nota que hace para TN (podés ver el video de 2 minutos clicando acá) Gino dijo algo que me hizo por una parte estimarlo más y por otra platear otra vez el real funcionamiento del sistema educativo en cuanto a calidad:

"Yo a veces me pregunto porque cuando era chico un profesor me decía que en vez de dibujar como a mi me gustaba, los aviones con turbinas enormes que lo hiciera de la forma más convencional que existe. Es como que aún nos cuesta ver en nosotros mismos que hay gente que tiene distintas habilidades, por ahí se las bloqueamos con el estudio convencional"

Me parece que es hora de fijarse más en potenciar las virtudes y habilidades de cada uno dando herramientas útiles y no tratar de encuadrar a todos bajo un sistema obsoleto que está más centrado en notas, aprender conocimientos sólo desde las páginas de un libro (que contienen generalmente la perspectiva de un sólo autor) y focalizado en enseñar y no en compartir conocimientos, Y a Gino, ¡Gracias por compartir tus inventos!

Ph: Facebook Gino Tubaro

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Soy Adri E Maira Gall.