2/9/14

El tan deseado derecho a la Privacidad




Visto lo que sucedió los últimos días con el hackeo de fotos de mujeres famosas no puedo dejar de pensar en que cada vez más, paso a paso, estamos perdiendo terreno en lo que respecta a la privacidad, y sobre todo en la educación.

Siendo internet sin reglas y con la viralización de contenidos robados como bandera, es hora que se piense seriamente, a nivel mundial de tutelar los derechos de imagen de las personas.

Para quién no conoce la noticia, durante el fin de semana un hacker publicó fotos y una lista de más de 60 actrices a las cuales le ha robado fotos íntimas y en algunos casos videos. Escuche decir si no quieren tener problemas que no se hagan las fotos. Es lo mismo que decir que no tengan teléfono así evitan que se lo pirateen o que no existe la inseguridad, que para que no te roben en casa no tengas una.

Estamos hablando de un robo masivo a una plataforma (todo apunta a ICloud o la "nube" de Apple) que demuestra una falla grande en lo que respecta a protección de datos. Desde la compañía de la manzana han emitido un comunicado en su sitio saliendo al cruce de estas especulaciones diciendo que "el ataque informático que sufrieron las celebridades fueron realizados de forma puntual en sus cuentas de usuario, contraseñas y preguntas secretas". Finaliza con que "la filtración de las imágenes no fueron por una vulnerabilidad en el sistema".

Sea Apple, sea Dropbox o lo que fuera, se debe encontrar una solución y al culpable, en tanto el FBI esta investigando.

La sensación que siento con la difusión de las imágenes es la misma que la de una violación masiva. Lamentablemente tengo que coincidir con la productora Lena Dunham con calificar a este criminal no como hacker sino como agresor sexual. Fuerte. Pero es verdad. El simple hecho de invadir lo más intimo y de hacer este bullying cibérnetico viralizando las fotos es cuanto menos aberante en cuanto respecta al derecho de las mujer de usar de su cuerpo e imagen como le plazca.

La actriz Mary Elizabeth Winstead y su marido fueron de los más perjudicados. Y una campanilla de alarma sale de una de sus declaraciones en las cuales afirma que son fotos que ella canceló hace tiempo, Por lo cual podría tratarse además de dos cosas: o que el criminal estuvo haciendo este trabajo desde hace un tiempo (lo cual demuestra la animosidad de lo que hizo) o que de alguna manera accedió a archivos borrados. Ninguna de las dos cosas me tranquilizan como usuaria,

"Aún peor que ver cómo la privacidad de una mujer es violada en redes sociales, es leer que lo acompañen comentarios que muestran tanta falta de empatía"
Emma Watson

Debo coincidir con la actriz británica: buscando información sobre el caso leí comentarios. ¡Grosso error de parte mía! Todo se reducía a las frases preferidas de quienes apoyan a los agresores y defenestran a las víctimas: "si se visten asi como quieren que no le pasen cosas", "para que se sacan fotos desnudas", "putas", "se ve que le gusta hacerse ver". 

No cariño, las mujeres no nos vestimos ni nos devestimos por ser más o menos putas (si quieres preguntarselo a tu madre que es de nuestro mismo genero) ni tenemos necesidad de 5 minutos de fama "ayudando" a que nos roben y difundan nuestras fotos íntimas. Simplemente gozamos del derecho universal de tener una vida privada y ninguna de estas burdas explicaciones que solo buscan atacar a las víctimas ayuda a cuidar esa privacy. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Soy Adri E Maira Gall.