Aunque en la actualidad cueste encontrarlo en su versión en español (no se edita desde hace años),"High Rise" es uno de los mejores libros que leí. Como fiel obra del autor de ciencia ficción inglés JG Ballard no escapa a tocar algún tema problemático del siglo XX.

Si bien en sus obras precedentes toca los riegos de los desastres medioambientales, en este caso se focaliza en el efecto en el hombre de la evolución tecnológica. En un condominio donde el lujo sube de acuerdo a cuantos pisos se asciende, la metáfora de cómo influyen los conceptos sociales sobre la división de clases se mezcla con la capacidad del hombre de mutar de estado de acuerdo a la denigración del alma.

La historia se basa en la vida llevada en un edificio (al interno de lo que hoy se podría describir como un barrio cerrado de clase medio alta) y como cambian las relaciones personales cuando empiezan a fallar los servicios de luz, de agua y como consecuencia de alimentación.

Ballard no escapa a la ironía, a hablar sin pelos en la lengua de las perversiones sexuales y a describir con lujo de detalles como los hombres pueden mostrar lo peor de ellos cuando la violencia va in crescendo y el deseo de poder, volcado en la formación de clanes y barricadas, se apodera de ellos.


Detalla de manera increíble la dícotomía de un condominio que por un lado tiene todas las comodidades (supermercados, elevadores, propia escuela, piscinas de natación, etc) y por el otro pareciera diseñado para isolar a sus ocupantes del mundo exterior, dejándolos crear su propia visión distorsionada de un ambiente cerrado.

Publicada en 1975, "High Rise" puede encontrarse en español bajo los títulos de "El Condominio" o "Rascacielos". Si les suena el nombre de JG Ballard puede ser porque es el autor de la obra con tintes autobiográficos de 1984, "Empire of the Sun" ("El Imperio del Sol"), que fue llevada al cine por Steven Spielberg y con la actuación de un talentoso y adolescente Christian Bale.


Buena noticia: La versión cinematográfica de High Rise empieza a filmarse en mes próximo en Irlanda con la dirección de Ben Wheatley y fueron confirmados los actores Tom Hiddleston, Jeremy Irons y Sienna Miller.



Ph: Emily Knox blog