Movilizarse en un viaje largo puede ser un placer o una locura. Todo depende de cómo te prepares. Y de la onda que le pongas. Recordá que siempre puede haber contratiempos, así que, como dice el refrán,  al mal tiempo buena cara.



Aquí algunos puntos que deberías considerar 

  • Check in online: es la palabra clave. Podés registrarte registrarse en el vuelo, obtener la tarjeta de embarque y elegir el asiento a través de Internet o en el self service en los aeropuertos. Generalmente se puede hacer desde 48 hasta 2 horas antes del vuelo, pero te recomiendo consultar en la empresa. Con esto ahorras tiempos ya que hay algunas compañías que suelen habilitar un mostrador especial para quienes sólo deben despachar su valija. 

  • Vestirse ligero: ergo para la seguridad del aeropuerto. Trata de evitar usar muchos accesorios de metal. Y antes de llegar a los scanner quitate las cadenas de oro, cinturones y relojes. Lo mismo que si hay control de líquidos no llegues allí con la botella de agua. Y privilegia zapatos cómodos: así no perdes tiempo si tenés que sacártelos. Y trata de llevar un abrigo liviano con cierre, que puede servirte por si tenes frío o para usarlo como almohada.

  • Material de distracción: ya sea porque tenes que esperar una combinación, porque se retraso un vuelo o porque  tenes que hacer tiempo porque tu vuelo sale a un horario imposible, es imprescindible que tengas algo para mantenerte ocupado. Podes tener tu tablet o laptop llena de  juegos, música y libros electrónicos (¡no te olvides del cargador!), libros tradicionales, revistas, sopa de letras/crucigramas, cuaderno y lapices de colores... lo que sea para que estés más ocupado en algo creativo y no en quejarte de la espera.

  • Seguridad:  Dividí parte de tu dinero y de tus tarjetas de crédito entre tu cartera y entre los bolsillo internos con cierre que puedas tener. Una opción buena son los portadocumentos finos que se colocan a la cintura como riñonera y que te permiten de tener siempre al seguro tus documentos y objetos más importantes. 
Cuando vas de excursión lleva una copia de la página principal de su pasaporte y guarda el original en la caja de seguridad del hotel. Es un plus dejar fotocopias de tus documentos en tu casa por cualquier eventualidad.
Si vas a pagar, no saques todo el dinero a la vista. Es como ponerte un cartel para que te roben.

  • Ahorra: los mejores vuelos son de madrugada. Y para evitar pagar una noche más de alojamiento trata de viajar de tarde/noche.

  • Go local: fíjate por los abonos de trenes, buses y de subte. Pero si vas a hacer tarde usa el taxi (trata de llamar a unr adio taxi, o de tomarlo en una parada de taxis, para evitar taxis truchos).

  • Cambio de divisas: si no es de extrema urgencia no cambies dinero en aeropuertos/estaciones d trenes internacionales porque cotizan más bajo, privilegia las casas de cambio de la ciudad. una solución momentánea es usar la tarjeta de crédito.

  • Comunicación: aprovecha los lugares con WiFi gratuito (bares, bibliotecas, aeropuertos, locales de comida rápida) donde puedas usar Skype o internet para chequear mapas e información. Consulta antes de sentarte a comer o de tomar una habitación si el WiFi que poseen es gratuito.
Y si viajas con teléfono móvil trata de comprar una SIM local, que generalmente es más barata para hablar al exterior que tu linea habitual.

  • Centros turísticos de Información: son fuentes increíble de ayuda, pueden darte info de excursiones, mapas y eventos gratuitos. Trata de averiguar antes de viajar donde se encuentran. Generalmente hay centros en aeropuertos y estaciones importantes de trenes.

Podes ver los otros post de la serie #TipsparaViajarSolo, el del Pre Viaje y el de como Armar tu Valija.

Cómo siempre te invito a dejar tus experiencias y tips para viajar en los comentarios, ¡pueden sernos útiles!