El arte lo llena todo. Y hay tantos tipos de galerías de arte como creatividad hay de curadores de muestras.



En este caso si uno mira la imagen podría pensar varias cosas:

  • La cola para el dentista.
  • Gente esperando para una entrevista de trabajo.
  • Regalan algo.
En realidad es una galería de arte que frente a su fachada convencional esconde el proyecto de Carrie Sinclair Katz. La idea es la de que haya desde cuadros hasta poesías los cuales son posibles de ver usando la mirilla de la puerta. Este formato nació como respuesta a la falta de espacio y de presupuesto.

De más esta decir que la Savernack Street, tal es el nombre de la galería, está abierta las 24 horas en la bella ciudad de San Francisco.

Particularmente me encanto esta propuesta porque demuestra una vez más la posibilidad de hacer algo diferente y de romper con ciertos esquemas.